La Historia de Maria See This Page In English
 
 
La Historia de Elsa,
Mi infancia fue muy disfuncional. Mis padres se divorciaron cuando tenía 9 años de edad. Mis hermanos eran
adictos a la heroína en ese tiempo. Cuando fuimos creciendo fue muy difícil. Mi hermano y yo estuvimos
rodeados de drogas nuestra vida entera.
A la edad de 13 años comencé a tener relaciones sexuales. Y tuve mi primer hijo cuando tenía 15 años. No sabía que mi vida no era la correcta. Viví con el papá de mis hijos en una relación horrible. El era mucho mas mayor que yo y abusaba de mi física y mentalmente. Llegó a golpearme aún estando embarazada de sus hijos. Tuve 2 hijos más con el y después me fuge. A la edad de 19 años empecé a hacer drogas. Desde los 19 a los 30 continué usando droga y llegó al punto en que ya no podía empeorarse, tal vés lo único que faltaba era que la muerte llegara a mi vida.
Mi vida era miserable. Sentía que no tena ningún propósito en mi vida y ya no quuería vivir. Me quera suicidar y me senta atrapada en mi pasado y las drogas. Quería dejar de hacer drogas y tenía un profundo deseo de hacerlo pero no podía porqué mentalmente y físicamente era demaciado difícil. Había algo adentro de mí que quisiera que tan el malo tuviera una mejor vida.
El punto más bajo en mi vida fué cuando perdí mi trabajo y estuve a punto de en un momento de
desesperación estuve a punto de suicidarme. Mi hijo me miró intentarlo y me di cuenta que la dirección en la
que estaba caminando no era la correcta y era mi culpa. No era el mejor ejemplo como madre para ellos.
En verdad tengo fe que Dios tenía un plan perfecto para mi familia. Una amiga me presentó a Dios. Fuí a la
iglesia un día con ella sin esperanza y deprimida sin saber que ese día yo hiba a salir de el agujero tan
profundo en donde me encontraba. El predicador estaba hablando sobre las personas que estan cansadas y
necesitan un cambio en su vida e invitó a todos aquellos quienes necesitaban un cambio a que pasaran al
frente. Yo pasé y recuerdo que dije, "Dios si tu estas ahí y me puedes ayudar, aquí estoy y te necesito! Y eso
fué suficiente para mí, mi vida cambió en ese instante. Dios limpió mi vida y mi cuerpo de un día para el otro.
No tuve ninguna caída y he estado limpio desde el 2002. Es increíble lo que Dios hace.
Mi vida ahora tiene sentido y propósito. No puedo comparar mi vida ahora a cómo vivía antes. No digo que mi
vida es perfecta pero sí es la mejor etapa de mi vida. Ahora tengo esperanza, amor, gozo y sobre todo a Dios.
Mi nuevo esposo y niños ahora son salvos y servimos al Señor como una familia, somos bendecidos.
Elsa,
Escondido, California